Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘impulsividad’

¿Qué se extrae de la imagen de un político? En mi opinión si se trata de un político en la cresta de la ola, su imagen tiene poco de espontaneidad o improvisación. Teniendo en cuenta el nivel de sofisticación que alcanzan las estrategias de marketing en comunicación verbal y no verbal a la que nuestros políticos de hoy en día me consta que dedican una buena parte de su tiempo.

Sin embargo soy una fiel defensora del refrán/slogan: “las apariencias no engañan”, y creo firmemente que la inmensa mayoría de la población que nos rodea muestra en sus ojos eso que tan poéticamente se le llama: “el espejo de su alma”.

Incluso el político más empeñado en controlar su imagen corporal para tratar de disimular rasgos de su personalidad, tiene un pasado en el que todavía no contaba con ese equipo de consultores que ahora le asesoran sobre cómo “interpretar su papel” ante los medios.

Analizando la comparación entre imágenes del “antes y el después” de 5 grandes líderes políticos, se consigue dislumbrar qué facetas de su personalidad conservan en su imagen física y qué  rasgos y actitudes que en su edad juvenil derrochaban, ahora se “intentan” esconder:

 

Dos imágenes, una misma persona, un vicio que ahora intenta ejercer lo más discretamente posible, pero una actitud de autoconfianza de la que sigue demostrando ser un embajador nato. La mirada directa a la cámara, las cejas levantadas en señal de confianza relajada y una sonrisa de oreja a oreja que transmite satisfacción plena; unos dedos que igualmente muestran calma, nada de tensión ni inseguridad en cualquiera de las dos imágenes…

Barack mostraba autoconfianza y alta estima en sí mismo como líder en el entorno de su juventud y en su etapa madura sigue posando sabiendo canalizar correctamente esas grandes cualidades,  y demostrando esa misma autoconfianza y alta estima en sí mismo como líder de una nación.

Su sonrisa sigue mostrándose cándida aunque en su imagen más actual se vuelve más comedida que aquella de su juventud, una sonrisa de oreja a oreja. Ángela no ha renunciado a su lealtad por las prendas con pocos adornos y poco llamativas; aunque al ser más joven pudiese disfrutar de que sus faldas primaran más por su comodidad que por su elegancia, y ahora no la dejen desenfundarse el formal traje de rigor. Tampoco deja de transmitir en su rostro una imagen fresca, natural y pragmática. Peinado de pelo corto con lo que ello implica en cuanto a alta seguridad femenina (no necesita una larga melena o joyas para demostrar valía o reconocimiento), carácter perseverante y tenaz por cumplir con su palabra ante los demás, aunque ello conlleve más horas en el despacho y menos en el salón de belleza desde su juventud.

Aunque el marco de las dos imágenes contraste totalmente, en mi opinión la esencia de la mirada e imagen de la protagonista parece mantenerse intacta al cabo de los años.

Difícil creer que Silvio cuente con un equipo de asesores en materia de comunicación, así como difícil es encontrar una imagen del primer ministro italiano que no haga gala de los rasgos de personalidad que mejor le caracterizan. Estos rasgos que, en caso de contar con ese hipotético equipo de expertos en imagen dentro de la corte de asesores de Silvio, deberían en opinión de cualquier persona con sentido común disimularse. Por fortuna o por desgracia, ya a nadie se le escapa la egocéntrica, soberbia y autoritaria personalidad del presidente. Lo demostraba con un aire de dandy haciendo guiños y gestos descarados como el del pulgar en alza hace varias décadas, y lo sigue haciendo en la actualidad con otro estilo de trajes sin salirse de la línea dandy y unas manos abiertas en demostración de estar seguro de tener sus manos “limpias y honestas”.

Vuelve a darse dos imágenes con muchos años y cambios físicos por medio, pero sin un atisbo de evolución en una misma mirada enigmática y desafiante. Curioso pero Vladimir consigue mostrar las mimas dosis de autoconfianza y seguridad en sí mismo que Barack pero con una estrategia totalmente contraria. Sin sonrisas ni gestos positivos, el presidente ruso mira directamente al objetivo de la cámara pero con gesto frío y solidez en su mirada. En su adolescencia muestra una imagen en equilibrio entre la inocencia e ingenio, candidez y soberbia.

 Sin duda el contraste entre las dos imágenes delata una personalidad en búsqueda de la autosuperación continua en su vida. A nivel físico en esta edad se supone que ya habría comenzado con la carrera deportiva que le alzaría al puesto de Campeón internacional en Judo y un cuerpo todavía en la actualidad a tono en una edad cercana a los 60. A nivel intelectual, con una preparación igual de perseverante llegó a ser elegido “Personaje del Año 2007” por la prestigiosa revista Time, por entre otros motivos, su fuerte liderazgo al asumir un país en medio del caos y llevarlo a la estabilidad.

 Un ejemplo similar aunque mas moderado que Silvio, de un carácter desinhibido en actitudes y gestos en público. Aunque en este caso se trata de salidas de tono de mejor gusto que las del italiano, lo que demuestra, que en este caso, sí es muy probable que Nicolás tenga muy en cuenta los consejos de su equipo de asesores en comunicación. No obstante, en su imagen juvenil transmite ser una persona que destaca y le gusta destacar,  una persona que dedica su tiempo en cuidar su imagen y no duda en dedicar atención a los detalles en una vestimenta cassual pero elegante. Una imagen de personalidad autoritaria y egocéntrica de joven, que en la actualidad se logra descafeinar con gestos y posturas muy probablemente practicadas en la intimidad de su despacho.

Anuncios

Read Full Post »

“La memoria es una gran traidora”. Anais Nin

Lisbeth Salander, la protagonista de la saga Millenium, engloba competencias a cual mas admirable y peculiar. Es el fruto de combinar en una cocktelera ingredientes tales como: Millenium

  • dura personalidad
  • afán luchador
  • impulsividad desinhibida
  • obstinación por alcanzar sus objetivos vitales
  • poco convencionalismo en gustos estéticos
  • resistencia al estrés y el sufrimiento
  • ingenio e inteligencia
  • espíritu justiciero y vengativo
  • pocas habilidades sociales, etc.

…el resultado: una punk-hacker intrépida protagonista de una saga de aventuras casi adictiva para todos aquellos que todavía no se hayan decidido por una lectura a la sombra del calor veraniego.

Haciendo zoom sobre una de esas cualidades, Lisbeth cuenta con una fotográfica memoria; pero, como en la historia se demuestra,  esta cualidad a diferencia de lo que se pueda pensar a simple vista no tiene por qué ser algo positivo o que directamente implique el éxito.

Encuentro el ejemplo en otra historia de ficción, pero esta vez basado en un personaje real, Kim Peek . La vida de esta persona inspiró la famosa película de Rain man. Kim posee una de las memorias más increibles del mundo, siendo capaz  por ejemplo a la hora de ponerse ante un libro: en menos de 10 segundos leer dos páginas,  memorizar una página distinta con cada ojo e (increiblemente!), almacenar su contenido de manera exacta en su cabeza. Os dejo un vídeo resumen colgado en youtube sobre Kim que habla de sus logros y sus fracasos, y recomiendo ver la serie-documental titulada The Real Rain Man:

La explicación de este fenómeno, desgraciadamente la tiene el síndrome que Kim posee, el Síndrome de Savant o del sabio, el cual permite poseer capacidades casi sobrehumanas en un campo concreto y sin embargo, deficiencias físicas, sociales o intelectuales en otros igualmente importantes. Por ejemplo, Raymond el personaje que encarna Dustin Hoffman en la película , tenía graves dificultades para relacionarse con otras personas, no era capaz de abotonarse una chaqueta y ni siquiera, a pesar de su enorme memoria no podía establecer relaciones lógicas entre aquello memorizado.

Read Full Post »