Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 21 noviembre 2009

“La empatía es la capacidad de pensar y sentir la vida interior de otra persona como si fuera la propia”.
—Heinz Kohut

Fascinada tras visitar a la exposición temporal organizada en el Museo Thyssen de Madrid titulada Las Lágrimas de Eros caí en la cuenta de lo importancia de la Empatía para los artistas visuales.

Pintores, escultores, fotógrafos…de todos ellos sólo los mejores son aquellos que consiguen trasladar a una imagen estática los sentimientos del protagonista que se retrata.

Plasmar una terrible esfinge capaz de encerrar en su mirada un secreto poder de seducción o adorables ninfas y sirenas que alberguen en su actitud la amenaza de la muerte en el agua…  todo ello sólo es posible cuando el artista experimente en su piel las sensaciones que esos seres sienten y proyectan.

En el otro extremo del arte visual, considero al periodista gráfico que trabaja en prensa escrita un cazador de sentimientos que, igualmente, interpretando los elementos emocionales de los políticos, artistas, o gente en general; sabe empatizar con ellos y plasmar en una imagen mil emociones.

Termino con un vídeo colgado en youtube interesante al igual que muy bien realizado (lástima no estar doblado a español). Promociona unas singulares gafas que ojalá se comercializaran pronto haciéndose el regalo estrella de las navidades:

Anuncios

Read Full Post »

 

 Numerosos artículos afirman que, ya desde bebés mostramos empatía y a través de estudios se comprueba que un niño llora cuando oye a otro llorar, o balbucea y ríe cuando escucha que otro emite sonidos alegres. A los tres años de edad, muchos niños hacen un mínimo esfuerzo por abrazar o consolar a otra persona cuando intuyen que ésta parece estar molesta o triste. 

Es la empatía una competencia tan importante en las personas que las teorías incluso apuntan a que un niño sin ella no podrá ser un esposo o padre cariñoso cuando crezca. Y está tan relacionada con un ambiente agradable que se afirma que, para practicar empatía es condición indispensable que el estado de ánimo de la persona sea positivo, nunca deprimido o triste.

Por desgracia, me temo que a medida que maduramos como si de lastres se tratara, las personas nos deshacemos de competencias y rasgos de personalidad innatas tan valiosas como son la compasión, la inocencia, el altruismo o la empatía.

Existen muchas evidencias de la influencia de la educación y la cultura como claros culpables de esta fatal pérdida de empatía en las personas, y especialmente en los menores. Los medios de comunicación, las películas o los videojuegos enseñan de forma magistral a los niños a ser competitivos y agresivos, mostrando violencia y permitiéndoles practicar el ignorar sus sentimientos empáticos. Incluso, no es raro escuchar hoy en día a padres de familia declarar a la salida del cole, “Yo no quiero que mi niño sea un debilucho, tiene que saber defenderse de los fuertes”.

En la actualidad, si existen profesionales expertos en esta materia (la falta de empatía), esos son los jueces encargado de juzgar casos de delincuencia en menores desafortunadamente cada vez más frecuentes.

 

Letal falta de empatía en adolescentes

 

Emilio Calatayud Pérez es un magistrado español, juez de menores de Granada conocido por sentencias tan curiosas como ejemplares tales como:

 

  • Impartir 100 horas de clases de informática a estudiantes a un joven que había crackeado varias empresas granadinas provocando daños por 2000 €.
  • 100 horas de servicio a la comunidad patrullando junto a un policía local por haber conducido temerariamente y sin permiso.
  • 50 horas dibujando un cómic de 15 páginas, en el que cuenta la causa por la que le condenaban.
  • Visitas a la planta de traumatología de Granada por conducir un ciclomotor sin seguro.
  • Para un joven que circulaba borracho, visitar durante un día entero a parapléjicos, hablar con ellos y sus familias para eleborar más tarde una redacción.
  • Trabajar con los bomberos por haber quemado papeleras.

Recomiendo los vídeos colgados en su web oficial o su libro publicado en 2007 titulado “Reflexiones de un juez de menores“, combina exquisitamente humor y verdades como templos respecto a este problema social. 

Rescato una de las perlas llenas de sentido común de este gran sabio y conocedor de esa especie tan habitual en nuestras días con diferentes denominaciones (El Síndrome del Emperador, El pequeño tirano…) e igual característica:  “Falta de Empatía”.

Comience desde la infancia dando a su hijo todo lo que le pida… así crecera convencido de que el mundo entero le pertenece… no se preocupe por su educación espiritual; póngase de su parte en cualquier conflicto que tenga con profesores o vecinos…. piense que todos ellos tienen prejuicios contra su hijo y que de verdad lo que quieren es perjudicarle……Si seguimos estas pautas es facil que hagamos en casa un pequeño tirano que con el tiempo se pueda convertir en un auténtico chorizo.”

Read Full Post »

“El gran don de los seres humanos es el poder de la empatía.”
—Meryl Streep

En la vida diaria, ante una situación tan normal como aquella en la que te debes enfrentar ante un amigo afectado por algún problema personal como una decepción profesional, un bache de salud en su familia, etc.  siempre te aterra la impotencia de no tener palabras para consolarle o peor, intentar hacerlo con las palabras equivocadas.

Si hace poco hablé de que la Visión Global como una competencia indispensable en aquellas personas líderes en su entorno (un hogar para el ama de casa o una compañía multinacional para un Director General). Hoy dedico este post a una competencia que no crea diferencias porque resulta universalmente importante para cualquier persona. Tan importante que, parece ser, que la empatía es un componente vital no sólo de una conducta moral o social, sino también para experimentar sentimientos como la envidia, el odio, guerras religiosas, etc.

La definición más sencilla de la competencia Empatía es: saber ponerse en el lugar del otro.

Sin embargo, en un reciente artículo de El País, se rectifica ésto diciendo que: “Aunque normalmente se entiende la empatía como la capacidad de ponerse en la piel del otro, no es exactamente eso. De hecho, técnicamente se define como la capacidad de sentir, imaginar o experimentar las emociones o estados de ánimo de otra persona. Intentemos pues ponernos en la emoción del otro y no sólo en su situación“.

Investigando sobre esta competencia se llega a la, para mí injusta, conclusión de que: crece más fácilmente en las personas que no han padecido miserias afectivas, con padres preocupados y que han vivido en un ambiente en el que han sido aceptadas y comprendidas, han recibido consuelo cuando lloraban y tenían miedo, han visto como se vivía la preocupación por los demás… En definitiva, cuando las necesidades afectivas y emocionales han estado cubiertas desde los primeros años de vida.

Eso sí, los afortunados que consiguen una infancia de estas características y logran armarse de un caracter con empatía son aquellas capaces de escuchar a los demás y entender sus problemas y motivaciones; por eso poseen normalmente alto reconocimiento social y popularidad. Se anticipan a las necesidades antes incluso de que sus acompañantes sean conscientes de ellas y saben identificar y aprovechar las oportunidades comunicativas que les ofrecen otras personas.

En el  artículo que antes he nombradose llega a una síntesis que, como siempre, aunque no resulta ser la fórmula mágica, me ha parecido interesante:

1. CUIDADO CON LOS CONSEJOS

“Quien no haya sufrido lo que yo, que no me dé consejos” Sófocles

2. EVITEMOS JUZGAR

“Si de veras llegásemos a poder comprender, ya no podríamos juzgar” André Malraux

3. NO RELATIVICEMOS EL PROBLEMA DEL OTRO.

“¿Quieres que sienta dolor por niños que mueren de hambre? Yo siento dolor por ellos. ¿Quieres que proteste contra las guerras que siguen en las montañas? Yo protesto. Pero el corazón tiene sus dolores privados: ni siquiera todas las grandes causas buenas de este mundo pueden impedir que llore por un amor perdido”. (Arnold Wesker)

4. RESUMIENDO: SIMPLEMENTE DEBEMOS COMPRENDER

“En tu relación con cualquier persona, pierdes mucho si no te tomas el tiempo necesario para comprenderla” Rob Goldston

Como hice con Diversidad, en mi próximo post hablaré de un ejemplo de exceso de Empatía y otro de ausencia de ésta; mientras muestro dos vídeos publicitarios que ayudan a entrenarnos en esta competencia, el primero con niños enfermos de cáncer, el segundo con enfermos de alzheimer:

Dedicado a S.W.R.S.

Read Full Post »